Certificaciones profesionales Linux: LPI

Certificaciones Linux

El tema de las certificaciones profesionales del sistema operativo Linux cada vez despierta más interés. Ya sea por el éxito indiscutible de Linux en los servidores o por ser una alternativa cada vez más interesante para pymes.

Existen varios organismos que realizan certificaciones Linux, siendo los más importantes Red Hat y el LPI, aunque hay otros como Linux+ o Novell. Y mientras que Red Hat es una empresa muy afamada en su sector, especialmente por su distribución Red Hat Enterprise. El LPI (Linux Profesional Institute) aún no es tan conocido pues, aunque nació en Canadá hace ya 13 años, es una organización sin ánimo de lucro con la única finalidad de crear certificaciones profesionales de Linux.

En esta entrada hablaré de las LPI por ser las que conozco y las que están teniendo un mayor auge en los últimos años, empecemos por sus ventajas y desventajas.

Ventajas:

-Es una certificación independiente, es decir, intenta basarse en los estándares de Linux y no en una distribución en concreto.

-Tiene un temario extenso y sólido que abarca la mayoría de las necesidades que puede tener un administrador de sistemas.

-Junto a la de Red Hat es la mejor valorada a nivel profesional.

-Es en parte compatible con las certificaciones de Novell y Linux+.

Desventajas:

Las certificaciones LPI caducan cada 5 años, tras lo cual hay que renovarlas. Y sí, hay que renovar cada nivel por separado.

-Los precios de los exámenes no son los más económicos.

¿Qué cubre cada nivel?

Bien, las LPIC están pensadas para administradores de sistemas, incluso su finalidad es servir para demostrar los conocimientos de profesionales que ya tienen experiencia. Aunque desde hace poco tiempo hay una excepción:

Linux Essential: Es una certificación pensada para usuarios de Linux, incluyendo desde una introducción a la filosofía del software libre, al manejo de los principales programas y tecnologías disponibles en Linux.

Luego estarían ya las LPIC pensadas para administradores de sistemas, donde se tratan los temas más avanzados usando principalmente solo la terminal:

LPIC-1: Incluye todo lo relacionado con administración de sistemas locales e intranets. Empezando por el manejo de la terminal, gestión de paquetes, sistemas de archivos, modos de arranque, ficheros de configuración, vi, cifrado con GPG, shell cripts, automatización, redes locales, etc. Consta de 2 exámenes: 101 y 102. Con este nivel además obtienes el Suse CLA de Novell.

LPIC-2: Posiblemente el nivel más interesante, pues está enfocado al ámbito de los servidores. Profundiza en temas del nivel anterior, además de incluir la configuración de servidores web, de correo, DNS, proxy, SSL, bases de datos, etc. Vamos, los conocimientos que se esperan en un administrador de sistemas avanzado. Consta de 2 exámenes: 201 y 202.

LPIC-3: Es el último nivel e incluye la opción de especializarse. Partiendo de una base única basada en LDAP y la gestión de recursos. Permite luego elegir entre virtualización, entornos mixtos Linux-Windows y la seguridad. Son 4 exámenes: 301, 302, 303 y 304. Pero solo es obligatorio pasar el 301 y uno de los otros.

Además, anteriormente existía una certificación LPI basada en Ubuntu, que a nivel de temario era un término medio entre el LPIC-1 y el LPIC-2. Pero desde hace tiempo ya no aparece en la web del LPI, supongo que la han eliminado.

¿Material de estudio disponible?

Por Internet es fácil encontrar documentación para preparar las LPIC, aunque la mayoría está en inglés y no siempre bien organizada. Un ejemplo son los tutoriales de IBM. Además, al estar basado todo el temario en software muy usado, podemos buscar información por separado de cada comando o programa.

Respecto a libros, los más recomendados suelen ser los del autor Roderick W. Smith, que empiezan desde cero e incluyen todos los temas importantes. Aunque al ser un temario muy amplio se quedan cortos en algunas partes, por ejemplo, el del LPIC-2 solo trata por encima temas como Apache y aun así el libro tiene más de 800 páginas. Incluyo sus nombres y códigos ISBN, tanto de la versión en español como inglés, para que puedas buscarlos en tu tienda de libros preferida o te apañes para conseguirlos por otros medios.

Guía de estudio – Exámenes 101 y 102: 978-84-415-2783-6
Guía de estudio – Exámenes 201 y 202: 978-84-415-3014-0
Linux Professional Institute Certification Study Guide (Exams 101 and 102): 978-1-1184-9563-6
Linux Professional Institute Certification Study Guide (Exams 201 and 202): 978-1-1180-0015-1
Linux Essentials: 978-1-1181-0679-2

¿Cómo son los exámenes?

Son principalmente tipo test, aunque incluyen también algunas preguntas donde debes escribir comandos o rutas de ficheros de configuración. Son 60 preguntas que debemos responder en un máximo 90 minutos, sobra tiempo. Se realizan en centros autorizados mediante un ordenador y tras finalizarlo sabes al momento si lo has pasado.

Están en inglés y aunque existe soporte para otros idiomas, el español no está incluido. Aunque hay excepciones, cuando se organizan exámenes en grupo se suelen hacer por escrito y sí es posible pedir traducción al español, aunque como contrapartida tardas 2 o 3 semanas en saber si has pasado el examen.

Los exámenes también caducan a los 5 años, es decir, si sacas el 101 tienes ese periodo de tiempo para sacar también el 102 y obtener el LPIC-1.

¿Es necesario empezar por los niveles inferiores?

En los LPIC sí, por ejemplo, para poder obtener el LPIC-2 antes necesitas el LPIC-1.

El Linux Essential va aparte, no es necesario.

¿Dónde se realizan?

En centros autorizados donde puedan verificar tu identidad, concretamente en los aprobados por Pearson Vue o Prometric.

¿Cuál es el precio de los exámenes?

Puedes verlo también en los sitios web de Pearson Vue y Prometric, pues cambian dependiendo del país.

Como ejemplo, aquí en España cada examen vale 175€, a excepción del 301 que es más caro 272€ (he incluido el IVA).

Resumiendo, ¿vale la pena sacarse la certificación LPI?

Pues depende de lo que busques conseguir y de que experiencia laboral tengas. Si empiezas desde cero ,estudiar el temario del LPI es una buena idea, es muy amplio y te obliga a aprender temas bastante densos, pero importantes, que de otra forma dejarías de lado. Además, luego siempre puedes presentarte a los exámenes y tener una certificación que pruebe tus conocimientos para un empleo. Pero si llevas años trabajando como administrador de sistema Linux, ya deberías saber la mayor parte del temario y tener experiencia laboral con la que demostrar que posees esos conocimientos. En resumen, puede valer o no la pena según la situación en la que te encuentres, lee toda la información y decide.

De todas formas, en mi caso saque estas certificaciones con cursos públicos y gratuitos financiados por la Unión Europea, que además te pagan el primer examen de cada nivel. Infórmate si en la zona donde vives hay alternativas similares.

Para más información: lpi.org




2 comentarios en “Certificaciones profesionales Linux: LPI

  1. Yo tengo la certificacion Linux LPIC y puedo decir que ahora mismo es imprescindible para trabajar. 🙂 de echo planeo sacarme la LPIC-2 en cuanto pueda.

    Saludos !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *