Anti-AdBlock para WordPress, ¿solución o exageración?

adblock-angel-o-demonio

Me ha sorprendido este nuevo plugin para WordPress llamado Anti-AdBlock, que sin duda creara mucha polémica. Su función es mostrar un aviso (en forma de pop-up) a los usuarios de Firefox que tengan instalado el complemento antipublicidad Adblock o su versión más avanzada Adblock Plus.

Para quien no conozca AdBlock o no sea usuario de Firefox, es uno de los complementos más conocidos y usados, hasta el punto de ser el más descargado según Mozilla. Y hay que admitir que hace su trabajo realmente bien, bloqueando todo tipo de publicidad sea gráfica, en formato flash, mediante javascript o incluso de forma selectiva capas CSS. Además autoactualiza su base de datos a menudo y es totalmente personalizable.

Y aquí empiezan los problemas y la razón de ser del plugin Anti-Adblock. Debido a su gran eficacia (bloquea eficientemente servicios publicitarios como Adsense, Adbrite, DoubleClick, etc.) y a que Firefox tiene cada vez mayor cantidad de usuarios, muchas páginas ven en peligro su única fuente de ingresos, la publicidad. Un problema que afecta sobretodo a portales de noticias y blogs.

Anti-Adblock está pensado para concienciar sobre este problema a los visitantes de un sitio e intentar convencerles para que lo agreguen a la lista blanca en Adblock (lo que le permitiría seguir mostrando su publicidad). ¿Cómo lo realiza?:

  • Al entrar teniendo activo Adblock el plugin de WordPress nos muestra un mensaje  pop-up (que podemos configurar a nuestro gusto).
  • Podemos dar la opción al visitante de cerrarlo o hacer que desaparezca pasado un tiempo.
  • Mediante cookies podemos decidir cuantas veces se muestra el aviso a cada visitante, pudiendo seleccionar que solo salga una vez.

¿Realmente es necesario llegar a estos extremos?, supongo que es una decisión personal, igual que lo es poner o no publicidad en un sitio web. Adblock nació de una necesidad, poder navegar por páginas cargadas de ventanas emergentes y banners de forma más rápida y cómoda, pero quizás ni sus creadores contaron con que llegaría tan lejos. Es un excelente complemento para Firefox pero también es cierto que muchas páginas de calidad que visitamos a diario de forma gratuita y que no tienen demasiada publicidad, merecerían un puesto en la lista blanca para seguir existiendo y no morir por falta de ingresos.

También hay que aclarar que según las normas de Google Adsense, no se puede poner su publicidad en sitios web que tengan elementos flotantes, como pop-ups. Por lo que mucho me temo que en el caso de Adsense usar Anti-AdBlock puede provocar que Google bloquee nuestra cuenta.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *